Autoclasica 2016, llena de sorpresas!

Se fue una nueva edición de Autoclasica y no queda nada más que agradecer nuevamente a los socios y amigos que cedieron sus autos para ser expuestos en nuestro stand:

  • 1750 Spider Veloce – Eduardo Suranyi
  • Spider Coda Trunca – Leo Charnas
  • Spider Veloce Aerodinamica – Sergio Fonseca
  • Spider Veloce – Pablo Asci
  • Lancia Fulvia Coupè – Martin Fernandez
  • Milano Oro – Sergio Susman
  • Alfetta GT 1.8 – Pablo Di Maggio
  • Bertone 2000 – Luis Bameule
  • Giulietta Sprint – Luis Bameule
  • 4C – Sergio Fonseca

Y también al tremendo equipo de trabajo, porque como saben los socios, muchos de los cuales han estado “de este lado del mostrador” en ediciones anteriores, es realmente un esfuerzo enorme y constante desde las 8am del Jueves hasta las 8am del Martes. Por eso también vale el agradecimiento a todos los involucrados directamente en la puesta en marcha: Francisco Yantorno, Sergio Moretti, Nicolás Aiello, Fredy Yantorno, Franco Moretti. Y también a los que colaboraron en distintos momentos, antes, durante y después: Diego Marin, Luciano Perez Mango, Sergio Susman, Juan Ignacio Mártire, Omar Estevez, Diego Pecile, Lucas Ezponda, Juan Pablo Asci, Luciano Gauto, Juan Ponzio, Roberto Landler, familia Moretti (hasta la pequeña Julieta ayudando a desarmar!).

Agradecemos también la gentileza de Eugenio Schlossberg, dueño de la “Marea”, otra de las sorpresivas atracciones del stand. Una lancha Alfa Romeo espectacularmente restaurada con una combinación de madera y aluminio de ensueño y que montaba un exquisito 6 cilindros.

También vaya el saludo y los agradecimientos a los socios y amigos que se dieron una vuelta por el stand que, como siempre, se convirtió en epicentro de infinitas charlas y anécdotas. Los visitantes pudieron ver una selección variada de modelos desde los 50’s a los 80’s y además una mini exposición celebrando los 50 años de la Duetto y su belleza eterna con las 4 generaciones de esa entrañable Spider, curiosamente el Alfa con más años en linea de montaje, con un banner explicativo dando una pequeña reseña de ese hito alfista.

En otra punta del stand recibía a los curiosos la inmaculada Lancia Fulvia Coupè que marca los esfuerzos de la comisión para reflotar la idea de la Scuderia Italia, ahora con nueva insignia. Porque como rezaba el banner informativo que acompañaba la debilidad de los lancistas, “amamos Alfa Romeo, pero nos emocionan todos los automóviles italianos”.

Por último, la excepción a la regla, sin dudas la vedette del stand, la 4C. La única en el país, la que ya habíamos visto en nuestra cena de camaradería pero que esta vez se mostraba al público. Difícil resultó para los visitantes obtener una foto sin que ésta estuviera invadida de gente admirando tanta belleza junta, la belleza de lo que puede definirse tranquilamente como un “instant classic”. Agradecemos a Sergio Fonseca por dejarnos en custodia esta preciada joya, y que a pesar de la distancia se mantenía constantemente en contacto para saber como marchaba todo.

Como en cada evento de estas características queda esa pregunta en el aire. ¿Qué sería de esta marca sin sus fanáticos? Sin los que contra viento y marea, contra malas gestiones y pésima organización siguen fieles, perdonando una y otra vez el maltrato impartido por quienes deberían mantener la marca en alto. Y la respuesta sigue siendo siempre la misma, la marca la sostienen los fanáticos aquí y en el mundo. Por eso, desde este lugar enviamos un saludo y abrazo grande a los que sostenemos esta pasión!

por Francisco Yantorno

También puede interesarte...

3 comments

Responder a Gerardo repicky Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *