Crónica de la cena del 24/08/17

La idea la lanzó el socio Luis Hondareyte, algunas semanas atrás, despertando el interés de quienes no teníamos del evento más que referencias y ninguna experiencia directa. Estoy hablando de Leyendas en Pista, claro.

A partir de ese momento consulté a otros socios con los que tengo diálogo más frecuente, para intentar conocer algo del tema, más allá de los comentarios nostálgicos y entusiastas que comenzaron a aparecer en el chat del Club.

Hubo quien recordó luces y también quien recordó sombras; también hubo el recuerdo de luces que se hicieron sombras y algunas cosas que se rescataron de las sombras y que el entusiasmo convirtió en luces en el recuerdo.

Cuando se busca algo en el pasado para traerlo a la actualidad, el nuevo contexto provoca cambios, algunos de esos cambios responden a nuevas apreciaciones sobre lo que se trajo a la actualidad, algunos son cambios que provocan los juicios tardíos con los que se busca saldar alguna conversación inconclusa, algunos cambios son variaciones sutiles, otros modifican tan radicalmente las cosas, que llevan a pensar en que, como siempre ocurre entre los hombres, según el lugar del que se mira es diferente lo que se ve.

No quiero hacer filosofía barata, nada más lejos de mi intención y, puedo asegurarlo, también la de mis compañeros de la Comisión Directiva.

Aún a riesgo de que le ocasión terminara siendo frustrante, nos dio la impresión de que valía la pena intentar sentar a la misma mesa a diferentes actores, que protagonizaron aquellas instancias polémicas, en la esperanza de que el tiempo, que como dijo un poeta “Siempre borra cualquier pintura”, hubiera suavizado las actitudes y serenado los ánimos.

Probablemente sea temprano para saberlo, pero en mi concepto y a pesar de haberme sabido ya de algún comentario contrario a nuestras expectativas, valió el esfuerzo de hacer el intento en nombre de la salud social del Club de hoy en día y porque, al fin de cuentas, como dijo otro poeta “Los fantasmas no son nada si les quitas las sábanas.”

La cuestión fue que entre comentarios y anécdotas en voz baja, más la siempre oportuna observación de la aparición novedosa de alguna máquina, como el 156 que Diego Marín le compró a un alfista conocido (El otro día el Afasud, ahora este 156. Deixa essa vida rapaz!), entre tragos y algunos platitos de delicadezas que Martín iba trayendo al ruedo, fue ocupándose la larga mesa, terminando por reunirse una barra bien nutrida, éramos más de treinta.

Caras conocidas, otras que conocía solamente por sus nombres, algunos amigos que hace rato no veíamos por las cenas del Club, todos disfrutando de la comida, siempre excelente. Hay que decirlo, lo que nos sirve el amigo Campostrini se caracteriza, invariablemente, por su delicada manufactura y buen sabor, acompañada por ricos vinos, buen postre, café y cuadraditos de torta.

A lo largo de la noche, en las pantallas pudimos ir apreciando imágenes fijas y videos (que pueden apreciar al pié de esta página) de escenas del evento cuyo recuerdo nos convocó, acompañadas por ocasionales relatos que sus protagonistas iban rememorando, ayudándose entre sí con sus personales recuerdos; mucha emoción, algo de balance debido, reconocimientos varios, agradecimientos también, pero sobre todo muy buen ánimo entre los presentes y ganas de pasarla bien.

Tal vez lo ocurrido pueda animar a algunos exsocios, que se alejaron en aquellos momentos, para regresar al Club y colaborar en este trabajo de seguir dándole vida en el que estamos empeñados; tal vez no sirva para eso o incluso quizás termine siendo no más que una anécdota para recordar en el futuro.

Como sea, el hecho de que gente que alguna vez sintió por Alfa Romeo una emoción parecida a la que sentimos nosotros, haya querido llegarse hasta la sede de Alsina para compartir la mesa con nosotros, no puede producirnos más que una grande y genuina alegría.

Párrafo aparte para el nuevo 156 V6 Fase III que compró Marín en la que es posiblemente la combinación de colores más linda que trajo ese modelo. Y el Busso, sigue sonando a gloria…

Videos aporte de Luis Hondareyte y Ricardo Esévez.

 

por Fredy Yantorno

También puede interesarte...

3 comments

  1. Me interesa mucho acercarme al Club ya que si bien no tengo un Alfa Romeo estoy en camino a comprar uno.
    Les agradecere me avisen donde y cuando son las reuniones par poder ir (si esto es posible no siendo socio del Club)

  2. Muchachos, les salio lindo, me alegro.
    No pude estar, pero con aviso, habia viajado a UK a visitar a mi Familia inglesa.
    Yo no estare este mes, me voy el lunes de viaje, sigo de joda
    Espero que sigan muy bien, y nos vemos en octubre
    Un gran abrazo a todos !
    Carlitos Hidalgo

Responder a Gustavo Criscuolo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *