Gastone Brilli Peri y el primer campeonato

El 6 de septiembre de 1925 Alfa Romeo inaugura un palmarés difícilmente igualable por otras casas automovilísticas.

En el Autodromo Nazionale di Monza, se disputa el “Gran Premio d’Italia”, carrera decisiva para decretar el vencedor del Primer “Campeonato del Mundo”. Hay 15 autos en la grilla de partida, pero solo 8 lograrán cumplir los 80 giros a la larga pista de 10km.

Al final de la carrera la primer máquina en cruzar la linea es un Alfa Romeo P2, la primera maquina de Alfa Romeo construida para competición, la primera proyectada por Vittorio Jano, piloteada por Gastone Birilli-Peri que triunfa con tiempo record: 5 horas, 14 minutos y 33 segundos con una velocidad media de más de 152 km/h.

Con solo 3 segundos de retrazo llega otra Alfa Romeo P2, esta conducida por Giuseppe Campari. Es el amanecer de una leyenda deportiva: Alfa Romeo vence el primero de sus 5 campeonatos del mundo.

GastoneBilliPeri-P2

Alfa Romeo y el Autodromo de Monza, son un binomio con una larga historia. Sede de todos los grandes premios de Italia de F1 (a excepción del GP de 1980 cedido a Imola), la pista ubicada en la ciudad homónima es el tercer circuito construido en el mundo después de Brooklands (1907) e Indianapolis (1909) y allí se escribieron páginas inolvidables de la historia del automobilismo y del motociclismo mundial. Muchas de ellas llevan la firma de Alfa Romeo que en ese asfalto ha obtenido victorias significativas: además del primer campeonato obtenido por Brilli-Peri en 1925, reafirmando el potencial del auto ya mostrado por Ascari en 1924, memorables también las victorias de las “8C 2300” en manos de Campari y Nuvolari en 1931, y en el ’32 con la “Tipo B P3”, en el ’34 con la “P3” llevada a la victoria por Luigi Fagioli. La historia sigue en las épocas inaugurales de la F1 con la célebre Alfetta “158” de Nino Farina ganando el Gran Premio d’Italia de 1950, Fangio haría lo propio en el 53 para coronarse campeón y también se acumulan los laureles en las categorías de turismo y supeturismo con las “Giulia TZ” y el nacimiento de Autodelta, con la “Giulia Sprint GTA”, las “GTAm”, la “33 TT 12”, la “33 SC 12” y más cercanos en el tiempo los triunfos de la “75 Turbo Evoluzione” en el Campeonato de Turismos precediendo a las “155 GTA SuperTurismo” de 1992 y a las “156 SuperTurismo” que al inicio de los 2000 se impone en el Campeonato Europeo de Turismo en el 2001, 2002 y 2003, asi como en el Mundial de Turismo de 2005 y 2006.

De todas las victorias que Alfa Romeo obtuvo en ese circuito se destacan las de Giuseppe “Nino” Farina con su Alfetta 158 (3 septiembre 1950), Andrea de Adamich y Alessandro Arcioni en la Giulia TI Super (19 marzo 1965), Andrea de Adamich y Teodoro Zeccoli en la Giulia GTA (20 marzo 1966), Arturo Merzario y Jacques Laffite en la poderosa 33 TT 12 (20 abril 1975) y por supuesto Gastone Brilli Peri con la inolvidable “P2” (6 septiembre 1925).

Vale la pena leer las palabras de Brilli Peri luego de cruzar la meta dejando atrás esos 800km de tan agotadora empresa:

GastoneBilliPeri

“Aquel día, por la gran batalla italo-americana que debíamos afrontar sin Antonio Ascari, nuestro desaparecido gran capitán, sentía mi voluntad de ganar inquebrantable. Las apuestas eran de 20 a 1. Pero yo tenía fé ciega en la imbatible Alfa Romeo, en mi fortaleza física y moral. Pensaba en Ascari, en Sivocci, en todos nuestros muertos; y sentía que ellos me entomendaban la victoria. Que era importante intentarlo nuevamente, poniendo en peligro la propia piel! Se trataba de asegurar a Italia el Campeonato del Mundo y yo había arriesgado mi piel tantas veces por mucho menos que eso.”

por Francisco Yantorno

También puede interesarte...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *