Raid Capo Nord Capo Sud

El Dakar terminó pero nosotros seguimos el “raid” alfista.

Ya hablamos de la historia de Jethro y su Bertone que con su aventura intercontinental convierte cualquier Rally local en un juego de niños pero hoy tenemos otra historia épica.

Esta vez la protagonista es la entrañable Alfetta, y nuestra historia se remonta a 1973, retratada en la revista “Il Quadrifoglio” de aquel año.

Un buen día se acercó a la redacción del semanario Oggi el piloto Gianni Taroni (asiduo colaborador) y le llevó una idea descabellada a Fabio Galiani, periodista de la mencionada publicación italiana. Gianni, junto a su colega Giancarlo Baghetti habían elucubrado la más exigente aventura sobre ruedas y la habían titulado de manera suficientemente descriptiva: “Raid Polo Norte Polo Sur”.

Fabio, que a esa altura era un reconocidísimo periodista del mundo automotor, no tardó en catalogar la propuesta como una “locura” y preguntó a los intrépidos pilotos cuál sería el vehículo para tal empresa.

  • Lo tenemos todo pensado
  • OK ¿Será una Land Rover?
  • No, no…
  • Pero elegir el vehículo apropiado es vital!
  • Por eso, lo haremos en una Alfetta!

La expedición contaría con el apoyo de Alfa Romeo que preparó una Alfetta especialmente para la ocasión sin mejoras mecánicas a excepción de una optimización de la refrigeración del aceite de motor dadas las altísimas temperaturas que encontrarían en tramos como el desierto del Sahara. El resto de las modificaciones se llevaron acabo en la carrocería a la que incorporaron defensas en la parte frontal, portaequipajes y un muy apropiado (y entrañable amigo de cualquier alfista) “cubre cárter”.

La travesía transcurrió de acuerdo a lo diagramado, desde Noruega hasta Africa del Sur, pasando por toda Europa. La Alfetta surcó sin ningún inconveniente por kilómetros de nieve que con el tiempo se fueron transformando en kilómetros de arena y desierto. La vettura sportiva de Alfa Romeo demostraba que aún fuera de su ambiente natural sus cualidades eran sobresalientes.

La protagonísta de la leyenda “Raid Capo Nord Capo Sud” permanece aún en el subsuelo del Museo de Arese junto con muchos otras gemas de la historia de Alfa Romeo que aún no salieron a la superficie dado que la colección actual expuesta en “La Maquina del Tiempo” (nuevo nombre que se le dió al Museo) representa apenas una pequeña porción de la colección total de la Marca. Esto nos deja con muy pocas chances de ver esta Alfetta, pero a no lamentarse, la marca de replicas a escala “Altaya” la ofrece en su catálogo. ¡Algo pequeña para tamaña aventura!

 

por Francisco Yantorno

También puede interesarte...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *