Giulietta encontró su Romeo, pero es un Demonio.

Guillermo D’Aguanno fue invitado por el equipo Bacci a probar las nuevas Giulietta Veloce en configuraciones de acuerdo a los reglamentos del TCR/TCT Italia. El piloto de Mataderos, último adalid defensor de Alfa Romeo en las pistas argentinas, fue de esta forma reconocido por su labor tanto arriba como abajo de los vehículos que su escudería puso en pista en el Turismo Nacional y el Turismo Internacional argentinos sin apoyo oficial pero siempre con la mayor profesionalidad y pasión.
Como si se tratara de una historia de amor con la que ningún fanático de la marca puede sentirse ajeno. Como un nuevo capítulo en la saga de amor y desamor a la que estamos acostumbrados. De amar Alfa Romeo a pesar de las vicisitudes, a pesar de las dificultades y las puertas que se cierran. Un amor que lleva más de cien años sin que ningún ejecutivo dede un escritorio pueda herirlo de muerte. Porque la perseverancia, la pasión y la fuerza que requiere no puede explicarse de otra forma. Es el amor de Giulietta, en Adria, esperando su Romeo, en Argentina.

El pasado domingo nos dirigimos a las instalaciones del equipo HyC Squadra Corse para obtener unas palabras de la experiencia internacional de parte del piloto protagonista quien amablemente respondió con lujo de detalles.

Guillermo D'Aguanno en Adria con Team Bacci

Entrevista Exclusiva

– ¿Cómo fue el contacto?

– Ellos estaban buscando pilotos para probar, pilotos extranjeros. Se comunicaron con Mariano Uocinde que es un manager de pilotos latinoamericanos en Europa, él me contactó a través de  Violeta Pernice (actualmente pilotea uno de los Clio de HyC en la Clase 2). Mariano, les paso una lista de pilotos entre los que estaba yo. Así es que un día recibo este mail invitándome a probar la Giulietta del TCR Italiano. Coordinamos el día y viajé.

– ¿O sea que no habias tenido contacto previo con el equipo?

– No, para nada. Pero Bacci es un fabricante cajas de cambio, transmisiones y blocantes desde hace años. El blocante que nosotros usamos es de ellos. Ya cuando trabajábamos con Milanese teníamos blocantes de Bacci. Asique yo a ellos ya los conocía, pero ellos a mi no tanto.

– Entonces llegás allá con un interlocutor o “representante”.

– Si, Mariano. Él fue el que coordinó todo. Allá nos encontramos y fuimos a Adria.

– ¿Te habían adelantaron algo del auto?

– Si, en realidad me enviaron un portfolio de lo que habían hecho en el auto. Ya lo habían probado en Adria, de hecho llevaron dos autos. Me comentaron algunas pruebas que habían hecho y el tiempo que tenían en ese trazado, hecho por el propio Bacci. Asique el tiempo de referencia era 1:28:6, habiendo probado todo el día. Habían probado en Julio y luego corrieron dos carreras del campeonato. Pero no estaban andando bien. Es un equipo privado como el mio, manejado por su dueños… como en mi caso. Pero la idea no es que Bacci corra en el campeonato, es solo la etapa de prueba, por eso es que me llamaron para probar el auto. Porque quieren tener un piloto extranjero el año que viene corriendo en un equipo oficial Alfa Romeo, a eso apuntan.

– STOP. ¿O sea que quieren un piloto extranjero corriendo allá?

– Si, exacto. A ellos la propuesta les gustó. Porque estaban buscando un piloto con experiencia, pero sobre todo con experiencia con la marca, identificado con la marca. Ellos son fanáticos de la marca, como yo, y hace años que corren con Alfa. Son italianos, la cosa es Fiat o Alfa.
Les gustó mi forma de trabajar, yo me bajo del auto y voy con el ingeniero a ver la adquisición de datos, hablo inglés, entiendo italiano, les gustó eso. Y también que fui bastante rápido con el auto, bajé bastante el tiempo que venian haciendo. Digamos que quedaron contentos. Tánto que empezaron a hablar del año que viene, de que desearían tenerme como piloto si consiguen el apoyo oficial.

– Tremendo.

– Si, terrible. Pero pasar del deseo a que eso se concrete, no va a ser fácil.

– Bueno, pero Alfa de a poco está retornando a sus “raices” y los valores que la caracterizaron.

– Si, está volviendo de a poco y en Italia está volviendo bien, porque de hecho tengo entendido que el equipo de Romeo Ferraris en la TCR Internacional tiene apoyo de la marca. Bacci tiene años de trabajar con ellos, con la marca, además de que es hiper reconocido en Italia. La cosa no debería ser distinta con ellos.

– Hablaste un poco del trabajo en el autódromo. ¿Cómo fue eso?

– Fue el Martes a la mañana, puntual, me esperaba el equipo en los boxes. Saludé a todos los mecánicos y Bacci que estaba comandando todo. Me comentan que la butaca no podía moverse, asique probe con la posicion de Bacci que tiene una altura relativamente similar, pero los pedales no me quedaban tan cómodos. hubiera necesitado subir la pedalera unos centímetros, pero no era posible. La pista estaba muy mojada porque habia llovido toda la noche. Bacci salió a probar el auto con gomas de lluvia y una vez que todo estaba preparado y andando perfectamente me entregan el auto a mi.
Girábamos en tandas de media hora, entre tanda y tanda evaluabamos los datos y hacíamos las modificaciones necesarias.

– ¿Quién habia hecho el tiempo de referencia?

– El propio Bacci en Julio había hecho ese tiempo, en pleno verano y probando todo el día. Para ellos era un buen tiempo. Tomando de referencia la tabla de clasificación de la categoría, que ya había corrido en Adria, hubieran quedado 7º. Digo “hubieran”, porque ellos entraron al campeonato en la mitad.

– Volviendo al auto. Salís a pista por primera vez con la Giulietta de Bacci…

– Si, salgo a pista con piso muy mojado y cubiertas de lluvia. Había muy poco grip, en eso se parecía al TN pero en circunstancias normales. A pesar de eso en la primera vuelta obtuve un tiempo bastante razonable de 1:34:00, teniendo en cuenta las condicinoes, era un tiempo bueno comparandolo con el 1:28:00 en piso seco. Ellos estaban muy contentos “bravo! bravo!” decían.
Para la segunda tanda, la pista empezaba a secarse pero seguia húmeda, y empecé a bajar los tiempos. Marqué 1:33:00.
En la tercera tanda ya estaba bastante mas seco, empecé a bajar de a segundos. Las cubiertas estaban más gastadas y tenían más grip. Bajé dos segundos y ya estaba en 1:31:00. Eso teniendo en cuenta que no me dejaban hacer rebajes sin embrague, ya que a pesar de ser secuencial me pidieron que usara el embrague y punta y taco, una forma de manejar muy distinta a la que estoy acostumbrado, pero ellos querian cuidar la caja y el auto.

– ¿Cómo sentiste al Auto?

– Muy bien, aunque se puede mejorar mucho. Tiene mucha potencia abajo, las curvas eran todas de 2da pero tenia que hacerlas en 3ra porque tenía demasiado torque, se hacía muy dificil de llevar abajo. Tenia que salir de las curvas en 3ra, no era lo ideal pero perdía menos tiempo que haciendolas en 2da.

– ¿Y cuando llegó el tiempazo?

– Eran las 2 de la tarde, quedaban 3 tandas de prueba. La pista estaba totalmente seca, las gomas tenían mucho más grip. Ya en la primera vuelta de esa tanda el sistema de abordo que me indicaba los parciales empezaba a mostrar que estaba bajando 1 segundo en cada parcial. En el primer parcial bajaba de 1:32 a 1:31, y así siguieron los parciales. Al cerrar la 4ta vuelta, cuando ya las gomas habían tomado temperatura, marqué 1:26:5. Ya había bajado el tiempo de referencia de Bacci, por mucho. Los tanos estaban locos, y yo no podía salir del auto de lo agrandado que estaba.

– Te fuiste familiarizando con el auto ¿Pero en el transcurso de la prueba fueron “mejorandolo”?

– Si, fuimos modificando algunas cosas como la barra trasera, porque el auto se iba un poco de cola. Tambien rebotaba a la salida de algunas curvas porque los pianos eran bastante altos, lo que complicaba entrar prolijo a la siguiente, entonces tocamos amortiguadores en la expansión. Ya con esos pequeños toques bajé un segundo en ese sector. Y así fuimos mejorándolo y ya en la ultima sesión empezamos a hacer 25.9, 25.6, 25.2, 25.1. Siempre con las mismas gomas slick. Llegamos a hacer 25,0. Ellos estaban muy contentos y yo también, queríamos quedarnos probando todo el día, al final llegamos a 1.24.8.

– Tiempazo. ¿Y el auto toavía tiene resto?

– Tiene muchísimo para mejorar, de hecho el motor estaba a un 90% de la potencia y la caja también estaba seteada unas milesimas más lenta. Pero aún con el motor al 100% y la caja en su configuración más ágil, ese día llegamos a ese techo: 1.24.8. Eso fue en un día de trabajo, pero obviamente se puede bajar mucho más ese tiempo, hay mucho para trabajar en el auto. La pole en ese circuito es 22 y pico, un Honda Civic, y los Seat Leon en promedio giran en 1.23. O sea que no estamos lejos, trabajando en el auto más tiempo, con piso seco… y con mi posición de manejo (risas) podemos llega a 1.22, con seguridad. Pero el día se hizo corto, aun asi el último en salir de la pista fui yo.

– ¿Cómo fue la relación con el equipo?

– Ellos terminaron contentísimos, igual que yo. Les gustó mi forma de trabajo, mi profesionalidad hasta destacaron mi puntualidad. Aparentemente los pilotos italianos no son famosos por su cordialidad o educación. En el box trabajan de una forma muy parecida a la que trabajo yo, de hecho tienen el mismo sistema de adquisición de datos del auto, asique me sentí muy cómodo charlando con los ingenieros. El clima era perfecto, desde el momento que me vieron llegar con mi casco de Alfa, el buzo antiflama de Alfa… ya me vieron como parte del equipo.

– ¿Te sentiste cómodo entonces?

– Desde ya. El box era un quirófano. Son tanos, en el mejor de los sentidos, la forma de trabajo es super profesional, la limpieza y el orden sobre todas las cosas. Son todos valores con los que yo me identifico y que siempre buscamos trabajar con el equipo de TN. No es facil, pero entendemos que la diciplina y el orden son caracteristicas fundamentales de un buen profesional. Esta experiencia reafirma que estamos en la buena senda.

– ¿Te trajiste ideas?

– Si, además del orden y la diciplina, el trabajo abajo del auto con el ingeniero viendo la informacion obtenida. Nosotros no dedicamos tanto tiempo al analisis de esos datos. En Adria probábamos 30 minutos y luego eran 25 de analisis de los datos, acá a eso le destinamos 10 minutos. El análisis es mucho más minusioso, en cada curva veíamos dónde frenaba, dónde aceleraba, cuánta dirección tenía… ese nivel de observación y precisión me pareció excelente.

– Ellos se emocionaron pensando en el año que viene. ¿Y vos?

– Me encantaría, pero se tienen que dar varias cosas para que eso suceda. El factor económico es importantisimo y por más ganas que haya sin eso no se puede hacer mucho. Yo tengo toda mi estructura armada en Argentina y hacer una movida asi tiene que estar justificada económicamente, ya que además correr en Europa es caro. La idea es que consigan el apoyo de Alfa Romeo, es un deseo de ellos, mio y también de la federación que conforma la categoría que tiene mucho interes en que eso suceda. Tener el apoyo de la fabrica es importantísimo. En noviembre deberíamos tener noticias. El plan está armado, sólo falta eso.

– ¿Qué ves en el futuro?

– Todo depende de lo que pase con Alfa. Ellos hoy son totalmente independientes, el desarrollo del auto es propio junto Mecanica42. El campeonato termina en noviembre y ahí van a empezar a hablar con la fabrica y los sponsors. Eso definirá todo, recién ahí se puede hablar de un contrato o planes a futuro. Ellos se tienen fe, por la trayectoria de Bacci con Alfa en Italia y en el mundo. Hay que esperar.  Hace años que esperamos el apoyo de la marca, espero que no suceda cuando tenga 50 años.

– Muchas gracias Guille, te deseamos lo mejor, vamos a estar expectantes!

– Gracias a vos, le mando un saludo al Club Alfa Romeo y agradezco el apoyo.


Video: La Giulietta del Team Bacci en detalle

Video: “El Demonio” a fondo por la recta de Adria

por Francisco Yantorno

También puede interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *