Vuelven: Veloce y Q4

La gama de la Giulia Veloce estará disponible en Europa a partir del 29 de Septiembre, día de la apertura del Salón de Paris y en italia se ofrecerá a partir de los €50.500. Los clientes podrán elejir entre dos motorizaciones combinadas exclusivamente con el cambio automatico de 8 marchas (que acaba de causar un temblor en el Ring) y la tracción integral Q4 (en tu cara Audi!). Los motores ofrecidos con este alestimento serán el 2.2 diesel en la variante de 210cv, el nuevo 2.0 turbo naftero de 280cv, 100% aluminio. Este último adopta el sistema MultiAir, el sistema multipremiado estrenado hace algunos años con la Giulietta que suprime el árbol de levas de la admisión en remplazo por un sistema hidráulico de control independiente de cada válvula con inyección directa a 200 Bar, obtiene un torque máximo de 400 Nm a 2.250 rpm, mientras que el diesel con tecnología MultiJet II, turbo de geometría variable e inyección a 2.000 Bar alcanza los 470 Nm a 1.750 rpm.

La Giulia Veloce hace debutar en la gama la tracción Q4, el sistema agrega solamente 60kg a la masa total del auto y la repartición de la tracción varía de acuerdo al setting del selector DNA. En condiciones normales la tracción es 100% RWD, mientras que en caso de perdida de aderencia puede incluso alcanzar a invertir la distribución llegando a un 60% delantera y 40% trasera.

Se rumorea que Alfa presentará también una versión del mismo motor 2.0 pero con 350cv, aunque no es información que haya sido oficialmente publicada ni informada a la prensa.

Esteticamente la Giulia Veloce propone paragolpes deportivos, terminaciones externas en negro brillante, salida de escape doble, llantas específicas en 19”, todo este paquete la asemeja bastante a su hermana mayor, la Quadrifoglio. En el interior incorpora asientos deportivos en cuero con tres colores a elección, volante deportivo calefaccionado y terminaciones en aluminio en la consola central. La dotación de serie incluye faros de xenon, climatizador bizona, infotainment con pantalla de 6,5” y el paquete de seguridad que incluye el “Forward Collision Warning” con “Autonomus Emergency Brake” que detecta peatones, el sistema “Integrated Brake System” , “Lane Departure Warning” y “Cruise Control” (esa si me quedó más clara!).

Tal como hace algunos años las marcas alemanas empezaron a incorporar una curiosa sigla relacionada a la eficiencia, Alfa imita este gesto en las versiones de gama media o con un perfil más ejecutivo. En el caso de Alfa Romeo se denomina “Advance Efficiency”. Disponible en el equipamiento Business con el motor 2.2 diesel de 180cv y cambio automático de 8 marchas. El consumo medio de esta versión ronda los 4,2 l/100km y 99 g/km de C02 es la contaminación generada (por estas tierras poco importa pero esperemos que en un futuro si sea un valor a tener en cuenta). Esos niveles se obtienen en parte gracias al Cx de 0,23 y una serie de intervenciones como la valvula Egr de baja presión, intercooler aire-agua, doble sistema de enfriamiento, modificaciones en la caja de cambios, reducción en 5 milimetros en la altura y llantas de 16” con neumáticos de 205/60 de baja fricción. Las prestaciones declaradas, no obstante, la mantienen dentro del rango de una berlina deportiva, con un tiempo de 7,2 segundos para llegar a 100 km/h y una velocidad máxima de 230 km/h. Todo eso y salvando en el interín un oso polar. ¿Qué tal?

alfa-giulia-veloce-5

por Francisco Yantorno

También puede interesarte...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *