Cena de Junio con Cocho

El jueves tuvimos una de esas noches que justifican haber pasado por el lunes, el martes y el miércoles. Buena compañía, buen clima, buena comida. ¿Qué más se puede pedir? Pero vayamos por partes.

Llegar a Alsina siempre produce una linda sensación. Y cuando cuando uno llega y ve Alfas en el patio la linda sensación va aumentando y culmina cuando uno se encuentra con los amigos que llegaron antes. Afecto, mucho afecto.

La noche estaba templada; perfectamente adecuada, como diría el amigo Bertschi, para dejar la cabellera al viento; los que tienen cabellera, claro, que en el caso de este “cronista” debe necesariamente traducirse como pelusa al viento o, sencillamente, calva al aire.

Se comienza siempre con algún trago, cuidadosamente elaborado por el barman Miguel, que acompaña algunas cositas para hacer boca. En cuestión de instantes ya había un montón de amigos y las abrebocas habían virtualmente desaparecido. La campana llamó a la mesa y allí fuimos todos obedientemente. Entre acomodarse y sentarse, en seguida hizo su entrada el guisito de lentejas que preparó Abelardo: ¡Excepcional! Pareció hacer sido preparado por las manos mágicas de alguna abuela afectuosa. Guisito que nosotros, simples nietitos consentidos, devoramos con la ansiedad de infantes hambrientos.

La noche transcurrió divertida, con la charla amena que siempre se da entre los socios, con sus consultas y motivos de interés, salpicada esta vez con las anécdotas de nuestro invitado de lujo: Cocho López. Cocho merece una mención muy especial. No es meramente un amigo “de la casa”, sino una fuente inagotable de recuerdos e historias. Siempre hay lugar para un nuevo relato que nunca habías oído.

Pero, como digo, lo de Cocho es para una mención aparte y especial. Siempre generoso para compartir sus recuerdos y su anecdotario, parecía mentira que uno estuviera así, compartiendo la mesa y el gusisito de Abelardo, con un personaje que corrió Le Mans, y que te lo cuenta como si estuviera hablando de la Vuelta de Bragado. Un verdadero fenómeno, que está siempre al lado nuestro. ¡Gracias gigantescas, Cocho!

Recuerdo que el tinto estaba muy rico, pero no consigo recordar de qué bodega era, los grisines, totalmente apropiados, sumergidos por 45 segundos en el guiso de lentejas, quedaban golosamente empapados en el caldo. Daba para un segundo plato, y el segundo plato vino. Ahí pude mirar bien lo que tenía: cuertito, panceta, jamón, tocino, chorizo, papas y lentejas, y de fondo el caldito. El postre enfrentó la contundencia del guiso con una delicadeza casi inconcebible. Fue como azotar a un monstruo con una pluma: Unas Peras al Malbec indescriptibles. Sutil, sutil, sutil, la mano sabia de Abelardo, a quien ya no dudaría en calificar como Maese, nos guió por el misterio de la sutileza y nosotros, obedientes aprendices, nos comimos las peras.

Después las fotos. Y ahí otra vez la generosidad de Cocho. Se saca fotos con TODO EL MUNDO. El ángulo, claro, fue el más adecuado (alfista) del salón, y allí fue inmortalizado el grupo, coronado por la imagen fotográfica de la épica Alfa 308. La mano mágica del Maese vino desde la cocina, con premura y presteza, para que hasta Miguel pudiera inmortalizarse en la foto como uno más de nosotros.

A veces el afecto se siente más vívidamente, es como si se pudiera tocar, y eso es lo que pasó en la cena del jueves. Muchas ganas de estar bien, mucho cariño por la marca, por nuestros autos, pero sobre todo muchísimo cariño entre todos nosotros.

por Fredy Yantorno

También puede interesarte...

4 comments

  1. Hola muchachos . Me encanta el grupo que han formado . Los admiro y comparto con ustedes la pasión por Alfa Romeo . Esa pasión que me envuelve en una aventura cada vez que paseó en mi Mito. Espero algún día formar parte del club, quizás deba atesorar más experiencia y conocimiento sobre la marca del Biscione pero seguramente lo que me sobra es cuore sportivo .
    No veo mujeres entre ustedes pero quien dice algún día ….
    Buona fortuna a tutti!!!
    Flavia

  2. La que me perdì!!!!!!!!!!!!!!. el año que viene voy en mi nuevo Mito Quadrifoglio, que me voy a regalar para mi cumple 73, luego que me asaltaran en marzo 2013 y con gran dolor comprara un Fiat Palio luego de recuperar el AlfaMito 2011. “En cualquier momento te matan a tiros para robarte el Alfa, largalo”, me dijo una persona muy querida.., en fin, ……. ahora ando en un Golf 2017, con 6000 km encima, porque no habìa Mitos Quadrifoglio que llegan recièn a fin de agosto 2017.
    Asì y todo no hice un mal negocio,el Fiat nuevo palio, que habìa comprado, lo cambiè con 2000 km encima, y me lo pagaron en VW 40 lucas menos que el Fiat, tuve que poner 10.000 u$ por la compra del Golf, que lo puedo vender en mayo del año que viene en unos 25.000 u$, con unos pocos dolares mas me junto con un Mito Quadifoglio, que es otra calidad de auto, tapizados de cuero, 230 kms de velocidad final, bueno lo que los alfistas sabemos y hemos experimentado.

  3. Si saben de algun tuerca que le interese mi Golf 2017, Blue Motion, TSI 1.4 turbo170 CV, 5 puertas color gris plata, es un aviòn, pero no es un Mito.

Responder a marcelo chimienti Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *